Después de leer esta entrada, tú misma podrás juzgar, si lavar las compresas de tela es fácil o no lo es.

En GreenBaby uno de los productos que más vendemos son las compresas de tela, y como con todos nuestros productos, ofrecemos un asesoramiento personalizado y un servicio post-venta de calidad. Así, que yo misma he puesto al límite las compresas de Imse Vimse que tenemos, ya que las maripuris son mucho más fáciles de limpiar por el tipo de material con el que están hechas, básicamente.

Yo personalmente desconocía hasta qué punto la sangre seca es difícil de quitar o no. Así que he hecho un experimento con 2 compresas de Imse Vimse, que son de algodón ecológico y de color blanco. Sí sí, blanco…En varios momentos de este experimento pensé que iba a tener que tirarlas. Vamos al lío y os cuento como he hecho para lavar las compresas de tela:

He recreado una situación límite, imagínate que sales de casa con tus compresas de tela y tu bolsita, pero no tienes donde enjuagarla antes de guardarla, estamos en verano y la sangre se seca… Veremos hasta qué punto podemos quitar la sangre, y si las técnicas de limpieza populares funcionan, por favor, no lo recreéis de forma voluntaria!

Las he dejado en una bolsa durante 3 días. Estaban de color granate muy oscuro. La sangre estaba muy seca, vaya…

El primer paso que he dado ha sido ponerlas a remojo durante 24h, bocabajo en un barreñito de agua fría estrujándolas un pelín para que les entrase agua, (dicen que así se afloja la sangre del tejido) y se la cambié un par de veces. Estaban casi igual, aunque la mancha algo menos oscura y algo más dispersa, en este punto del experimento dejé de recordar que era un experimento y comencé a asustarme, porque me parecía que estaban prácticamente igual. Así que les puse agua oxigenada y la dejé actuar durante un rato, y después remojé de nuevo. Algo le hizo el agua oxigenada, no diré que no, pero aparentemente poca cosa, me esperaba más efecto, la verdad.

El segundo paso ha sido meterlas en la lavadora, con el resto de la colada, con las nueces y a 30º. Imaginaros cómo salieron, prácticamente igual, ese día hacía mucho sol, así que a tomar solete que fueron. El sol hizo su tarea, pues la mancha se difuminó casi la mitad. Vamos bien, pensé.

Cuando llegué al tercer paso seguía teniendo dos compresas con unas manchas terribles, así que las puse a remojo durante 4h en agua con percarbonato de sodio. (Primero disolví el percarbonato en agua caliente, y después lo mezclé con agua fría) Las aclaré bien y las empapé bien de zumo de limón, y a tomar el sol de nuevo. La mancha ya estaba al 25% aproximadamente. La verdad es que aquí ya me empecé a sentir un poco aliviada…

Dí un paso más, pero no sabía qué hacer porque aún tenían demasiada mancha mis compresas de tela, así que recordé que tenía jabón potásico, y al día siguiente las mojé de nuevo y las froté con un pelín de jabón potásico, y mojadas y con el jabón puesto las volví a poner al sol. Y sabéis que? TACHAN!!! Quedaron perfectas!!! Blancas de nuevo!!! Casi casi como si no hubiera pasado nada en ellas.

No he sacado fotos durante el proceso porque me parecen unas imágenes desagradables para poner en mi blog, pero sí os pongo las fotos reales de cómo están estas compresas ahora mismo.

A esta compresa le quedó una pequeña manchita en la zona superior.
A esta compresa le ha quedado una pequeña manchita en la zona centro-superior.

 

Greenbaby-compresa-tela-limpia-sangre-experimento
Esta compresa tiene una leve sombra en la zona centro, pero hay que fijarse mucho.

 

Así que si estás pensando en si utilizar o no las compresas de tela, después de ver esto espero que no tengas dudas. Son fáciles de limpiar (esto es un experimento extremo), muy cómodas, finas, en fin, y tienen un largo etcéteras de beneficios, el único inconveniente es el de limpiar la sangre seca, y ahora ya sabes como solucionarlo. No digo que hagas el mismo orden que yo, porque mi paso dos fué un fracaso, podría haberme saltado el meterlas a la lavadora, pero esto demuestra que con los métodos tradicionales quitamanchas quedan perfectas de nuevo, y sin esfuerzo.

Te detallo los métodos  para eliminar manchas que he utilizado, para que también puedas utilizarlos con toda tu colada, vale para toda la ropa:

  • Para eliminar manchas al sol (de comida, sangre, caca de bebé, etc) Debemos poner la prenda mojada (limpia) y dejarla al sol hasta que seque. Si está nublado también vale, es menos efectivo pero algo hace. Cuando es ropa blanca, empaparla de zumo de limón ayuda mucho.Cuando seca queda dura y áspera, pero al lavarla de nuevo recupera su estado normal.
  • Si tienes manchas difíciles en general, el jabón potásico, o jabón blando quitamanchas es perfecto. Puedes pre-tatar la mancha con un poco de jabón y emulsionar con agua y/o cuando está mojada la prenda y con jabón ponerla al sol hasta que seque. Yo además de en este experimento, lo utilizo mucho para pretatar los calcetines sucios de mi hija, que siempre va descalza… 😉 Yo tengo en casa el jabón potásico beltrán, ya que es muy fácil de encontrar, además no contiene fosfatos, enzimas, colorantes ni perfumes.

greenbaby-jabon-potasico-quitamanchas-natural-beltran

  • No es necesario que haya sol con cielo despejado, si está nublado también es efectivo, algo menos, pero también funciona.

Ahora echa un ojo a las compresas de tela que tenemos en la tienda, y si aún no las has probado anímate!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.