La utilización de los pañales de tela es muy sencilla, pero en ocasiones, hasta que nos familiarizamos por completo con ellos, resulta un poco frustrante, ya que la información acerca de cómo usarlos, lavarlos y sus cuidados relacionados es escasa y difícil de encontrar.

No existe el pañal perfecto, a cada culete le ajustan de una manera diferente debido a su morfología, además según el momento preferirás un tipo o modelo de pañal u otro… Dependiendo de las experiencias que haya tenido cada familia, cuando preguntas por alguna marca de pañales de tela te dirá: “uy ese pañal fatal” y otra persona te dirá todo lo contrario de ese mismo modelo.

Como me he encontrado muchas veces con consultas de «porqué me fugan mis pañales de tela», si a mi amiga le han ido bien, o viceversa, intentaré centralizar los motivos principales por los que el uso de pañales de tela ocasiona fugas, porque muchas veces no es el pañal, sino que nos falta información sobre su utilización o experiencia.

Veamos varios factores que pueden afectar directamente al rendimiento de nuestros pañales de tela:

El pañal es nuevo: debemos tener en cuenta que los materiales de los que están hechos los pañales de tela, necesitan varios lavados hasta alcanzar una absorción óptima. Este dato es muy importante, porque si te estás iniciando en el pañaleo, puedes sentir disgusto pensando que no has elegido bien porque fugan, ya que, tus pañales nuevos se llenan de líquido muy pronto, pero nada más lejos! en cada ciclo completo de lavado aumenta su capacidad.

Microfibra: 4 lavados
Algodón: 8 lavados
Tencel: 6 lavados
Bambú: 10 lavados
Cáñamo: 12 lavados

Si notas que tus pañales de repente no absorben, pueden estar impermeabilizados:

    • Si has utilizado suavizante en algún lavado, o has lavado absorbentes de cáñamo nuevos con el resto de pañales. (El cáñamo requiere 3 lavados independientes porque trae unos aceites de fábrica).
    • Has utilizado cremas o aceites en el culete de tu bebé (con vaselina, parafina o algún derivado del petróleo) sin poner un forro grueso o de polar (los finos, que son los de viscosa no valen para este fin). Para saber más de cómo solucionar las impermeabilizaciones en tus pañales de tela puedes entrar en el post de lavado de pañales al detalle.
    • Es posible que tengan un exceso de jabón, puedes probar a poner un poquito menos. También puede ser que el jabón o detergente que utilizas no sea adecuado para los pañales de tela, o que el ciclo de lavado sea demasiado corto, también puede tener que ver con que quede bien centrifugado (salen restos de jabón en el proceso de centrifugado). A veces puede tener que ver con restos de jabón de otros lavados. Hemos escrito un post sobre cómo lavar la lavadora, por si quieres saber más.

Efecto mecha:

Si estás usando gasas o ajustados es posible que alguna puntita te haya quedado debajo de las gomas del cobertor, y al llenarse de líquido, éste pasa a la ropa. Simplemente verifica que no quede nada en esa zona.
También ocurre si le queda justo el body, o queda muy pegado a las las barreras de las ingles. Esto se soluciona abrochando los snaps en forma de cruz o utilizando una talla más de body.

El pañal no consigue absorber rápidamente la cantidad de pis:

Tu bebé ha crecido, y hace mucho más pís en cada vez. Esto ocurre hacia el año de vida de los niños y niñas. Mientras son más pequeñitos hacen más veces menos cantidad de pis, y poco a poco se reduce en las veces y aumenta la cantidad. También coincide en un momento de estirón, donde los pañales unitalla a veces no ajustan del todo bien. Puedes aumentar los absorbentes, o probar con materiales distintos más absorbentes. Si crees que el problema es el ajuste prueba con pañales por tallas.

Los materiales se clasifican por cantidad de líquido a retener, y también en rapidez de absorción. Cuanta más cantidad de líquido retiene un material, más lento lo absorbe, sería este el orden de más lento a más rápido:

1- Cáñamo

2- Bambú

3- Tencel

4- Algodón

5- Microfibra

Esto quiere decir que si tienes un pañal de bambú o cáñamo es más seguro poner un absorbente encima de otro material que absorba más rápido, como el algodón o la microfibra.

Notas que siempre se llena todo el absorbente, y sale el pis por fuera:

Esto quizá sea una cuestión de tiempo entre cambio de pañal, muchas veces dejamos a los bebés más horas de las que puede aguantar con el pañal, generalmente duran como máximo 3 horas, si se se lo dejas más tiempo, es muy probable que se moje. Para evitar problemas, necesitarás añadirle más absorbentes. Se notará mucho paquetazo? Sí, sin duda, pero si necesitas que aguante más horas, probablemente sea en siestas, viajes en coche, o similar, así que si el pañal abulta un poco más de lo habitual quizá no os resulte incómodo.

Deslaminado de cubierta: Es muy poco probable que suceda esto pero puede pasar y es bueno saberlo. El PUL está formado por un lado de una tela 100% poliéster y por el otro lado poliuretano laminado, estos dos van pegados, así que cuando decimos que se deslamina un pañal, es cuando el poliuretano se empieza a separar del poliéster y empieza a calar la humedad al exterior. A veces se ve cuarteado a simple vista.

El PUL se puede deslaminar por defecto de fabricación, por meter los pañales en la secadora a temperaturas más altas de lo aconsejado reiteradas veces, si los dejas a remojo mucho tiempo, lavados a más temperatura de la indicada repetidamente,  utilización de aditivos de lavado tales como cloro o lejía, etc.

Para saber si está deslaminado un pañal puedes colocar una toalla mojada con mucha agua donde creas que esté el problema, hacer presión y si pasa hacia el exterior el agua es que el pañal se deslaminó. Si lo pones bajo el grifo directamente no sale el agua rápido, no vale para hacer esta prueba.

Gomas flojas: las gomas se aflojan cuando los pañales están muy trotados, si los has estirado mientras están calientes al salir de la secadora, los has tendido al sol en vertical varias veces haciéndole peso, si son de segundo culete y el anterior dueño tenía musletes gorditos, o incluso si tu bebe ha pegado un estirón, si has utilizado repetidamente detergentes con blanqueantes ópticos, vinagre, etc. Son algunos de los motivos por los cuales las gomas se aflojan y/o deterioran y ya no ajustan bien al cuerpecido de tu bebé y el pipí sale por fuera.

Defectos de fabricación: Cuando haces correctamente todo lo anterior, agregas absorbentes, lavas correctamente, ajustas y colocas bien el pañal, y aun así tus pañales fugan desde el primer pis, puede haber un defecto de fabricación, lo mejor es que contactes con la tienda donde compraste el pañal, para que puedan asesorarte.

 

Si estás leyendo esto y aún estás iniciandote en el pañaleo, decirte que personalmente he tenido más fugas con pañales desechables (creo que no me queda ninguna marca por probar, de supermercado y ecos) que con pañales de tela. No todas las mamás experimentan fugas con sus pañales de tela, así que tranquila… y en todo caso la solución es bastante sencilla.

Has visto mi tienda online? Echa un vistazo, tenemos pañales muy potentes y preciosos!

Voy a tu tienda online!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.